3:06 a.m.

De cómo llegué hasta aquí

Esta noche estuve intentando por más de una hora quedarme dormida, pero el sueño no quiso llegar. Lo intenté todo, contar ovejas, meditar, respirar, rezar, no abrir los ojos, no pensar, pero todo falló. Fué así que decidí que si no iba a dormir, pues mejor sería hacer algo productivo, y muy animada decidí trabajar un poco, para adelantar unas cosas urgentes que tengo que entregar mañana.

Me instalé cómodamente, prendí mi computador y pensé que qué bueno sería leer un poco acerca de las técnicas de valoración de portafolios, en caso que me hicieran una entrevista, digamos esta semana. Encontré un e-book entre mis cosasy ahí estuve un rato, pero como muchos de los términos que leía hablaban de balances y vainas financieras, recordé que tenía que adelantar el trabajo, así que abrí el archivo del documento en el que estaba trabajando y me puse en ello. Me prometí que no iba a entrar a internet, porque iba de verdad a trabajar, pero como necesitaba buscar unos aspectos regulatorios de Bolivia, pues decidí que qué mejor momento que ahora para encontrarlos (no dejar para mañana lo que puedo hacer hoy). Así fue como llegué a internet.
Mi Internet Explorer abre 2 ventanas al iniciarlo, google y gmail. Fui a la de google y busqué la página de la superintendencia financiera de Bolivia, que siempre se demora mucho en abrir, así que decidí que mientras abría la página de la ASFI, iba a ver si tenía algún correo nuevo en mi gmail. Como eran las 3 de la mañana no esperaba encontrar nada, pero para mi entretenimiento (mientras abría la página de Bolivia), encontré un e-mail avisándome que tenía un comentario en mi página más popular, (que como dice "cucos" es atacada fervientemente por spam). Decidí no aceptarlo, pero al hacerlo, me llevo al link de mi blog, y me dio nostalgia del mismo, así que decidí entrar a visitarlo y darle amor, porque hace mucho tiempo que no le visitaba.


Una vez allí, pasé a visitar a los amigos, porque tampoco los visitaba hace mucho. Primero fui a ver a
H.G y luego a Filipogs, quienes siempre me alegran gratamente con sus escritos (o me entristecen, o me ponen filosófica, ellos tienen esa habilidad), y fue ahí cuando pensé lo abandonado que tenía mi blog. Pensé que eso no podía seguir así, y que qué mejor momento que éste para escribir un nuevo post. Ahí decidí abrir una nueva entrada para mi blog, sin nada concreto en la mente todavía, sólo con el deseo pero aún sin la inspiración, cuando recordé que mi prima recién supo que está embarazada. Como la había visto yo muy primípara quería conseguirle un libro sobre el embarazo para que afianzara sus conocimientos maternales y pensé que qué mejor momento para buscarlo que ahora, ya que si lo dejaba para mañana, de fijo se me olvidaba.

Fue así como terminé en Amazon, donde encontré dos libros, uno escrito por una gringa, y uno por una latina. Como no sabía cuál era mejor, tuve que buscar algunos reviews on-line para ver cuál sería más adecuado. Pasé varios minutos leyendo unos y otros, visitando la página web de la gringa, leyendo sobre la maluquera mañanera y cómo las mujeres embarazadas odiaban la comida porque desarrollan mucho su olfato, lo que me hizo pensar que si por eso fuera yo tendría que tener el preñi-switch encendido todos los días de mi vida, (aunque como dice mi novio, eso y mi cadera ensanchada es sólo la naturaleza diciéndome que ya estoy lista para la maternidad).

Pensar en comida me hizo recordar que esta semana he quedado con unas amigas para preparar unas milhojas (mi respuesta para lo del ensanchamiento de las caderas), así que tuve que ir a "mis favoritos" a buscar la receta de las milhojas. El problema con "mis favoritos", es que mis intereses son tan innumerables y diversos, que guardo cuanta pendejada se me cruza por la pantalla (para re-leerla después), y a la hora de buscar algo tengo que pasar por 200 páginas antes de encontrar lo que necesito, (haría bien en organizar mis favoritos por temas, a todas estas). Pensé que lo mejor era dejar lo de las milhojas para mañana, así organizaba de una vez mis favoritos, porque uno tiene que ser consciente de que no puede hacer todo al mismo tiempo y que cierta planificación es buena.

Empecé a minimizar ventanas (no podía sólo cerrarlas porque me quedaron algunas cosas pendientes), ya que ya va siendo hora de forzarme el sueño de nuevo y de apagar, pero me acordé de la página de la ASFI (la boliviana), busqué la norma de liquidez que necesitaba, pero lo que encontré fue un archivo en PDF con todas las leyes desde el 2000. Lo guardé en mi escritorio para verlo luego con más calma. Pensé que las 3 am era tan buena hora como cualquier otra para irse a dormir, pero recordé que aún no había escrito mi nuevo post así que para no darle más largas, regresé y fue así como llegué aquí.

Search

QUÉ ESTÁ LEYENDO?

Qué está leyendo?