12:20 p. m.

7 Razones por las cuales el vallenato incita más a la infidelidad que la salsa

Partiendo del hecho, que tanto el vallenato como la salsa son bailes románticos y cargados de sentimientos y en esencia sirven para lo mismo, un análisis exhaustivo sobre su influencia sobre la infidelidad, me ha conducido a formular las siguientes 7 razones, por las cuales el vallenato incita más a la infidelidad que la salsa.

1. Un Vallenato tiene una duración entre 2.30’ y 3.80’, mientras que una salsa puede durar entre 4.27’ y 8.17’. De lo anterior se puede concluir que como el vallenato dura menos, en una noche de parranda vallenata se puede bailar con más parejas que en una inocente fiesta a punta de salsa.
2. Con lo anterior, se puede concluir que una salsa, permite un conocimiento más profundo del individuo que está al otro lado de nosotros, y puede dejarnos entrever que el sujeto o la sujeto en cuestión, no es el o la indicada, lo cual puede alejarnos de aquéllos contactos que no quisiéramos haber tenido y que llevan a la infidelidad “ni siquiera deseada”.
3. El vallenato a diferencia de la salsa, habla de la infidelidad como un estado natural del hombre, en donde se piensa que la infidelidad en el hombre “casi no se nota” (los conocedores de vallenato sabrán de lo que hablo), por lo cual, al hombre no se le debe culpar sino entender. En la salsa en cambio, el cantante está dispuesto a reconocerle a su amada que la embarró al haberse enamorado de otra mujer, y hasta saldrá con excusas pendejas como que se parecía mucho a ella y otras justificaciones de poco peso, pero siempre está dispuesto a pedir perdón y seguir con su bella dama, si ésta puede perdonarle el desliz.
4. En el vallenato se da por descontado que todo lo que se mueva y pueda ser considerado mujer es blanco, así estas estén casadas, o comprometidas. Por lo tanto, en fiesta vallenata que se respete, la mujer de otro no se respeta. Así, a punta de guacharacha y acordeón se proponen no conquistarla, sino arrebatársela al dueño de sus noches, cabe decir, esa misma noche. Es propio recalcar que la dama cae fácilmente, en el ambiente vallenato, con lo cual las posibilidades de conquista no se reducen a una sola. En la salsa por el contrario, el salsero sabe que tiene que ganarse a la dama con todo el bagaje de méritos, y la fémina en cuestión se escoge delicadamente. Aquí nada está ganado, ni nada es seguro, toca hacer la corte completa, con lo cual, al tener que utilizar más tiempo para una sola conquista, se reducen las posibilidades de levantárselas a todas.
5. El vallenato implica que el baile sea ciento por ciento pegado permitiendo acaso respirar un poco pero no mucho, lo cual implica que se genere un ambiente denso y propenso a “eso” que huele a infidelidad, entre los dos comensales. La salsa a diferencia del anterior, permite gran acción musical sobre la pista de baile, aquí no se trata de una cosa de contacto, sino que permite despegársele a la pareja, e incluso bailar lo suficientemente alejado de ésta, utilizando el viejo método del brazo atravesado entre los dos cuerpos (que algunas mujeres conocemos tan bien), si la cosa se está poniendo “pegajosa”, pero ¿cómo se suelta uno de un vallenatero que lo tiene a uno agarrado? No se han inventado formula alguna para salir airosa de esta odisea .
6. De lo anterior también se desprende otra consecuencia, en el vallenato, el señor puede manosear a cuanta vieja saca a bailar, y ya dijimos que pueden ser muchas en un sólo jolgorio. Lo cual es un poco más difícil en el caso de la salsa, puesto que toca esperar a que salga “la” canción que permite el acercamiento, rogar para que la pareja no le meta el brazo en el medio, y otros cuantos procesos que pueden ser un tanto... desgastadores.
7. Una parranda vallenata implica obligatoriamente, “la mamada de ron”, y ya saben lo que se dice, mujer borracha...., por el contrario, uno se puede reunir a bailar salsa por el placer de bailar salsa, por el arte de los pasos nuevos, de los ritmos nuevos, del show. ¿Habráse visto que uno se reúna al calor de unos vallenatos por el placer del show?

2 comentarios:

Filipogs dijo...

Este post me produjo mucha risa... caray qué análisis...

Anónimo dijo...

Jajajaja muy bueno

Search

QUÉ ESTÁ LEYENDO?

Qué está leyendo?